Visita nuestra web

Como escudo la verdad.

El Concejo Deliberante y el Municipio de la ciudad de Pérez ponen en evidencia, o una ignorancia supina, o un desinterés alarmante, o una complicidad aborrecible al seguir permitiendo el funcionamiento del basural Séptima Región.

El sentimiento altruista y humano de los vecinos movilizados (en pos de solucionar un problema cuyo irregular origen e insostenible permanencia son responsabilidad absoluta del poder político) jamás podrá confundirse, por más esfuerzos que hagan en pos de ello, con intencionalidades político partidarias o con conflictos personales, como funcionarios públicos, representantes del basural y sus más que obvios voceros quieren hacer creer.

Las mentiras solo pueden desviar momentáneamente la atención de algunas personas del eje real del problema, pero los argumentos sólidos son irrebatibles y se mantienen en pie por sus propios méritos. A cada falacia opondremos una fundada acusación, a cada acto intimidatorio opondremos una pacífica y democrática asamblea o marcha, a la fuerza del poder económico responderemos con la fuerza del pueblo unido en pos del bienestar común.

Por el pueblo en el que vivieron nuestros antepasados, por la ciudad en que nacimos y vivimos, por nuestras familias y por todos aquellos que, más allá de no haber percatado aún la gravedad de lo que está ocurriendo, quieren una ciudad sana y digna; enfrentando las descalificaciones y las mentiras, hijas de la falta absoluta de argumentos y de respeto por el prójimo; y llevando como escudo la verdad y una conciencia tranquila, seguiremos exigiendo que Pérez deje de ser el basural de la región.

Todo vecino que quiera una ciudad sana y limpia puede ponerse en contacto con el grupo de vecinos al que humildemente denominamos “Vecinos autoconvocados por el NO a la Basura” y, por un lado, comprobar si somos intolerantes y autoritarios, como ciertos medios de desinformación señalan, o democráticos y respetuosos de todas las opiniones; por otro lado, ayudarnos a construir una ciudad con un ambiente más sano y equilibrado; y por último, ayudarnos a demostrar que todavía existen miles de personas a las que el dinero no puede comprar.

Hernán Federico.

2 comentarios:

morzon dijo...

Gracias Hernán, por tanta claridad, por semejante exposición, por lo bello de tu parecer. ¿puedo opinar yo?

Hernán dijo...

Obvio maestro, espero sus opiniones.